Fisioterapia Deportiva

Las articulaciones, los músculos, los ligamentos y los tendones son sometidos a tensiones biomecánicas importantes ocasionadas por la práctica deportiva. Esto puede ocasionar multitud de lesiones:

Caídas, esguinces, traumatismos, dolores articulares diversos, epicondilitis, talalgias, pubalgias, periartritis, ciáticas, cruralgias, cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, cefaleas, etc.

Todas ellas pueden ser tratadas y prevenidas con el tratamiento de fisioterapia, a través de diferentes técnicas como los estiramientos, EPI, electroterapia, terapia manual, osteopatía, método MC CONNELL , así como la alimentación, ya que juega un papel importante l en la recuperación de los tejidos y la reparación tisular.