Migrañas

Las migrañas son de las patologías más frecuentes que acuden a consulta y de las más difíciles de diagnosticar su origen.

El origen es multifactorial en la mayoría de los casos. Es muy importante el tratamiento nutricional por el efecto vasoconstrictor de los vasos intracraneales en función del tipo de alimentación y porque se estima que la mayoría de las migrañas y cefaleas tienen un origen de intolerancia alimentaria.

Si el dolor siempre aparece en el ojo o sien derecha, habría que pensar en una sobrecarga hepática y si el dolor aparece siempre en el ojo o sien izquierda u occipital, habría que pensar en que sea un dolor referido del estómago.

Es fundamental la hidratación, hay que beber entre 1,5 – 2 litros al día. La dieta debe ser sin aminas. Aquí os dejo el listado de los alimentos con más contenido de aminas:
Café, té, chocolate, queso, cerdo, tabaco, miel, cacahuetes, nueces, alcohol fermentado, naranja, fresa, kiwi, plátano, piña, tomate, berenjena, patata, pimiento, tomate, atún, pan.
Si no desaparece del todo la migraña, habrá que valorar eliminar gluten o en el caso de la mujer, solucionar el trastorno hormonal.

En todos los casos de migrañas, es importante que el paciente acuda a su médico o neurólogo para descartar cualquier patología que pueda existir.

El papel del fisioterapeuta u osteópata es una ayuda fundamental para la mejoría de la sintomatología en estos casos, ya que los tratamientos osteopáticos craneales dan buen resultado.